fbpx

El Amor Es Un Pájaro Rebelde

Mi opera preferida siempre será Tosca, por lo dramático del personaje principal, la fuerza de la historia y la belleza de su música; pero mi aria predilecta no pertenece a esta opera, sino que es en francés y es la primera que interpreta una gitana cigarrera, de fuerza y sensualidad extraordinarias: Carmen. “L’amourestenfantdeBohême,iln’ajamais,jamaisconnudeloi;situnem’aimespas,je t’aime:sijet’aime,prendsgardeàtoi!“(El amor es niño gitano, que jamás, jamás ha conocido ley; si no me amas, yo te amo: si te amo, cuídate…).

Esta aria me ha hecho reflexionar mucho sobre lo que es el amor, ese sentimiento tan extraño e imposible de explicar que une a dos personas, no se sabe ni cómo ni porqué. Se ha intentado dar explicación científica a este fenómeno, cosa que me parece una real pérdida de tiempo y esfuerzos con tantos problemas existentes; pero todas han sido vanas para decirnos del porqué del amor.

Además, no es solo el amor, sino el cómo se ama, y esto si es un problema de socialización, sin duda. Aprendemos a amar como en las telenovelas, y en este sentido podrán haber cambiado los decorados, la tecnología y los senos de las actrices principales; pero el dramónsigue siendo el mismo, una copia al carbón de los mejores años del cine mexicano. Amor y sufrimiento se mezclan en un extraño caldo, como si el uno no pudiera existir sin el otro. Y esto es un fenómeno antropológico. Sólo basta con mirar el instrumento que usa Eros, en la mitología griega, para que la gente de enamore: nada más y nada menos que una flecha, con lo doloroso que es un pinchazo con la punta de esas bichitas. Se sufre porque se ama, y se sabe que se ama porque se sufre. Amor y penas se toman de la mano desde tiempos inmemoriales, ¿no me creen?… pregúntenle a Dido y Eneas, Sigfrido y Brunilde, Romeo y Julieta, Tristán e Isolda, Libertad Lamarque y Jorge Negrete, Lupita Ferrer y José Bardina (¿puede existir un dramón más grande que la cieguita campesina enamorada del terrateniente millonario y citadino?…)

El amor y el conflicto van de la mano, y eso hay que aceptarlo. Es lógico, además, pues es una relación emotivamente muy intensa entre dos seres diferentes, con gustos diferentes e historias diferentes. Creer que dos personas van a amarse eternamente sin discutir siquiera por la película que van a alquilar el domingo en la noche, es mucho pedir. De hecho, cuando se pregunta a parejas que llevan mucho tiempo juntas cuál ha sido su receta para mantener el amor vivo, ninguno (que yo sepa) ha dicho en primer lugar “sexo y lujuria”, sino paciencia, tolerancia y perdón… Y no por pena a que nos imaginemos a dos tiernos viejecitos que van a cumplir bodas de oro revolcándose en una cama, sudados; sino porque realmente la tolerancia, es decir, la capacidad de entender que el otro es distinto a mí, pero tan importante como yo, es básica para cualquier relación humana, incluyendo las relaciones de pareja. Un amigo muy querido dice que a la pareja se le ama no “por” sino “a pesar de”, y eso es una verdad como un templo. Amar a una persona porque es bella, talentosa, tierna, inteligente y sabe cocinar, no tiene chiste. Amarla a pesar de que es terca, ronca, le cuesta entender, besa muy duro y se le queman las arepas, eso si que tiene sentido.

El problema no es el conflicto, sino cómo nos enfrentamos a él y cómo surgimos de él. Si somos capaces de aprender y crecer. Si sirve para conocernos mejor, comprendernos más y exigirnos menos, entonces bienvenido sea. Barbra Streisand hace una extraordinaria reflexión sobre este punto en la película “ElEspejoTienedosCaras”: “La pregunta final es, para qué enamorarnos si podemos vivir

COMPARTA ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Suscríbase a nuestro boletín

Reciba todas nuestras novedades directo a su correo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous
Next

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.